Marta Álvarez ha puesto a prueba durante varias semanas nuestra Berria Mako 3 en algunas de las pruebas más extremas de nuestro país. ¿Habrá estado nuestra doble de entrada en gama a la altura de las circunstancias? Marta nos lo cuenta en este reportaje que nos ha redactado.

 

Me llamo Marta Álvarez Fernández. Soy entrenadora personal, graduada en CCAFYD y llevo dos clubs de running, uno en Alcorcón (Áccura running) y otro en Majadahonda (Vital Runners). Me considero ciclista desde hace relativamente poco, unos dos años y medio. Comencé con la bici de carretera y ahora la combino con la mtb y la gravel. Me apasiona el ciclismo, sobre todo de larga distancia, ya que también compito en ultra trail de montaña desde hace 6 años. Esta última temporada me he iniciado también en triatlón, con el objetivo de hacer un Ironman en 2020. Cómo veis, no puedo estarme quieta…

 

Ponemos a prueba la Berria Mako 3 en la Non Stop Madrid Lisboa y la Sierra Norte Bike Challenge

He tenido la suerte de testar la Berria Mako 3 doble XC durante varias semanas en algunos de los retos más extremos de nuestro país: La Madrid-Lisboa Non Stop y la Sierra Norte Bike Challenge. Ambas carreras son de "larga distancia", para las que creo que es fundamental dos aspectos tan importantes como la comodidad y la eficiencia de pedaleo sobre la bicicleta.

Una vez cumplidos ambos objetivos, puedo decir que este modelo de doble suspensión ha dado la talla con creces. En parte gracias a ese toque racing que le caracteriza dotándole de un puntito de agresividad en las competiciones. Más allá de eso, tiene un peso muy acorde a sus prestaciones, una dirección sobredimensionada que dota de mayor rigidez a la parte frontal del cuadro, y la flexibilidad del carbono en sus tirantes, sin duda suponen un confort extra junto a la suspensión trasera.

 

 

¿En qué consiste la Madrid - Lisboa Non Stop?

Por si desconocéis esta prueba, la Madrid-Lisboa Non Stop consiste en completar un recorrido de 770 km por senderos y caminos rurales desde Madrid a Lisboa de forma individual o por equipos de 2, 3 o 4 integrantes en un tiempo máximo establecido de 55 horas. A lo largo del recorrido, se distribuyen 10 estaciones de hidratación separadas por una distancia que oscila entre los 65 y los 80 kilómetros, donde pueden realizarse los relevos (Madrid - Robledo de Chavela - Burgohondo - Navalperal de Tormes - Navaconcejo - Cañaveral - Alcántara - Santiago de Alcántara - Cedillo - Ponte de Sor - Coruche – Alenquer)

 

La idea de participar en esta carrera surgió gracias al patrocinio de B The travel Brand y Mammoth, que apostó por el ciclismo femenino y quiso reclutar a 8 mujeres para formar 2 equipos que rodaran juntos. Tuve la suerte de ser una de las elegidas por las capitanas para embarcarme en esta gran aventura y compartir toda su ilusión. 

Los días previos planificamos la carrera a conciencia, estudiando el perfil de cada ciclista para repartir las etapas lo mejor posible, teniendo en cuenta distancia, desnivel y hora del relevo para distribuir los segmentos nocturnos. A mí me asignaron las etapas 3 y 7, las más técnicas del recorrido, pero la doble suspensión me daba cierta tranquilidad. 

"Me asignaron las etapas 3 y 7. Las más técnicas, pero la Berria Mako 3 me daba cierta tranquilidad".

En cuanto  a la logística, no sólo se trata de pedalear, pues hay que ir desplazándose de punto a punto con la autocaravana y cuidando la alimentación e hidratación de todo el equipo, así como la asistencia mecánica. A esto le sumamos las condiciones climatológicas que nos hizo, lluvia, granizo y barro, mucho barro… Todo un cóctel de diversión, en el que resaltó el compañerismo en cada relevo, cuidándonos unas a otras, preparando la comida al relevo que llegaba y encargándose de la limpieza y asistencia de cada bicicleta nuestro querido conductor y su hija, quienes hicieron una labor indescriptible. En definitiva, una experiencia increíble en la que forjamos una pequeña familia… 

He de reconocer que no estoy muy acostumbrada a pedalear por la noche y con lluvia, mucho menos con granizo, pero la bicicleta respondió estupendamente y fui cogiendo seguridad según avanzaba y nos comíamos los kilómetros. En tramos más técnicos, desbloqueaba la suspensión, confiaba en la bici y la dejaba correr agarrando fuerte el manillar y llevando todo el peso atrás, y no había obstáculo que se le resistiese.

 

 

Nuevo banco de pruebas: La Sierra Norte Bike Challenge

Tres semanas después, aún con la resaca de esta aventura, me planto con un amigo en la línea de salida de la SN Bike Challenge, un ultramaratón de mtb con 217 km y 4500 m+ de desnivel. Una prueba también Non Stop, en la que se recorren paisajes espectaculares de la Sierra de Madrid, combinando senderos, pista y los puertos del Cardoso, Canencia y Morcuera.

"Los únicos cambios que le hice a la bicicleta, fueron un pequeño ajuste de las suspensiones, la tuvelización de las ruedas y el cambio del sillín por uno de mujer acorde a la medida de mis isquiones".

 

Una vez más, puedo disfrutar de horas y horas de pedaleo con la Mako, terminándome de hacer a ella y disfrutándola. En este caso, mi mecánico de La Fuga Cycling en Pozuelo, se encargó de ajustarme las suspensiones y tubelizar las ruedas para que fuese lo más cómoda posible al tratarse de tantos kilómetros. También cambiamos el sillín por uno de mujer con apertura y adaptado a la medida de mis isquiones.

Pude disfrutar de más de 15 horas de carrera sin ningún tipo de molestia, salvo obviamente la fatiga muscular, lo cual fue una auténtica sorpresa. Salimos de madrugada a las 7 de la mañana y en torno a las 21:30 llegamos a la ansiada meta, culminando en tercera posición

Tras estas semanas de prueba con la Mako 3 no puedo decir otra cosa que estoy contentísima con cómo ha respondido ante retos tan exigentes y que ya estoy deseando a que llegue la mía para empezar a salir con ella y organizar la nueva temporada de retos de mtb, que se presenta apasionante.